¡Los "Skates Eléctricos" ya son una realidad!
A lo largo de los años todo ha ido evolucionando y, con ello, los medios de transporte. Por eso un medio de transporte tan icónico, joven y lleno de personalidad como el monopatín o "skate" no se podía quedar atrás.

Pero es normal que os surja la pregunta estrella: "¿Qué diferencia hay entre el monopatín eléctrico y el monopatín normal?" Pues bien, la verdad es que un monopatín eléctrico es lo mismo que un skate de toda la vida, al que se le ha añadido un motor que es capaz de llegar a los 30km/h. Vamos, un pequeño detalle que marca una gran diferencia.

Tal vez os surja otra pregunta: "¿Quien podría usar un monopatín eléctrico?" Pues depende. Si lo quieres para tu hijo pequeño, debes tener en cuenta la velocidad que pueda alcanzar, que no sea tan elevada. Y si lo quieres para ti, o para tu hijo más adulto, uno con una potencia elevada puede ser una buena elección.

¿Qué has de tener en cuenta a la hora de utilizar el monopatín? Como en todo, la primera vez que lo vayas a utilizar costará un poquito más. Por ello, te dejamos aquí unos cuantos tips:
Verás que tu monopatín eléctrico viene con un mando a distancia, debes saber que lo debes llevar siempre en la mano ya que éste te permitirá tener controlado el freno y el acelerador. Para girar hacia los lados, como en los monopatines normales, basta con inclinar el cuerpo.

Antes de salir de casa, es aconsejable revisar el estado de la batería, ya que no es plan que te deje tirado, porque un monopatín eléctrico pesa lo suyo y no es aconsejable utilizarlo con el motor encendido, así que tendrías que ir con él a cuestas. Lo mejor, cargarlo siempre por las noches, para que durante el día esté a punto.

¿Qué modelo comprar? El que se adapte más a tus necesidades. Nosotros, te presentamos el Airwheel M3, que no está nada mal. Lo puedes encontrar en nuestra tienda online y revisar si es el indicado para ti.